NOTICIAS

Haití: Save the Children teme que las escuelas afectadas por el terremoto no estarán listas para la fecha de inicio en octubre

LES CAYES, Haití (14 de septiembre de 2021) – Es poco probable que las escuelas en Haití afectadas por el terremoto del 14 de agosto estén listas para reabrir de manera segura antes del 4 de octubre. Save the Children advierte exactamente a un mes desde que el terremoto de magnitud 7.2 dañó más de 1,060 edificios escolares.

A la organización le preocupa que no sea posible que los refugios escolares propuestos se construyan de manera segura a tiempo para la fecha de inicio pactada, a solo tres semanas de distancia, en las áreas más afectadas.

Save the Children cree que es vital que los niños y niñas regresen a la escuela lo antes posible y se está coordinando con el gobierno y otras agencias para garantizar que los niños y niñas vuelvan al aprendizaje y la seguridad de su rutina. La escuela es importante no solo para la educación de los niños y niñas, sino también para su recuperación psicosocial después de sufrir un trauma.

Perpétue Vendredi, subdirectora de país de Save the Children en Haití, dijo: “Los niños y niñas en Haití han sobrevivido a un evento de pesadilla, y el miedo y el estrés continúan.

“Muchos lo han perdido todo: sus hogares, incluso sus familiares y amistades. Los niños y niñas nos dicen que les cuesta dormir. Necesitan desesperadamente volver a la previsibilidad y el apoyo que proporciona un entorno escolar “.

Incluso antes del terremoto, se estimaba que 500.000 niños y niñas estaban en riesgo de abandonar la escuela, en muchos casos debido a cierres por COVID-19. El informe Build Forward Better de Save the Children clasificó al sistema educativo de Haití entre los 15 más vulnerables del mundo, justo por encima de Siria y Yemen.

La violencia solo ha empeorado desde el desastre, y los niños y niñas, muchos de los cuales han estado viviendo al aire libre desde que sus hogares fueron destruidos, o porque temen las réplicas, les han dicho a los miembros del personal de Save the Children que temen por su seguridad.

“La escuela es más que un edificio. El personal docente es una figura fundamental en la vida de los niños y niñas, ya que identifican los riesgos de protección y los cambios en sus necesidades de salud mental”, continuó la Sra. Vendredi. “Los niños y niñas necesitarán clases y apoyo para ponerse al día, y las escuelas son un lugar ideal para que accedan a la atención que merecen”.

Como parte de su respuesta al terremoto, Save the Children ha propuesto construir estructuras semipermanentes hasta que las escuelas permanentes sean reparadas o reconstruidas. Las estructuras de Save the Children son accesibles para los niños y niñas con discapacidad y pueden durar un mínimo de dos años. Mientras tanto, la organización está preparada para implementar espacios amigables para los niños y niñas en las comunidades afectadas. Estos ofrecen a los niños y niñas un lugar seguro para jugar, socializar y obtener apoyo psicosocial. Los espacios contendrían áreas designadas para que las madres den de lactar y cuiden a sus bebés.

Save the Children planea apoyar a las comunidades con capacitación para docentes, asistencia financiera, útiles escolares y mobiliario.

La recuperación del terremoto también es una oportunidad para hacer que las escuelas sean accesibles a más niños y niñas. Muchos de los edificios dañados no fueron diseñados para niños y niñas con discapacidades. Reconstruir las instalaciones teniendo en cuenta a todos los niños y niñas es vital.

Save the Children hace un llamamiento a la comunidad internacional para que financie completamente la respuesta humanitaria de Haití, que sigue estando muy mal financiada. La educación debe tener prioridad en los planes de recuperación.